Español
Monday 10th of May 2021
157
0
نفر 0
0% این مطلب را پسندیده اند

Una Carta Abierta a los Musulmanes Extremistas, de Otros Musulmanes del Mundo

Nosotros, los musulmanes del mundo, nos gustaría invitarles a un debate abierto sobre nuestras respectivas ideas de la ética islámica sobre la guerra y la pa
Una Carta Abierta a los Musulmanes Extremistas, de Otros Musulmanes del Mundo

Nosotros, los musulmanes del mundo, nos gustaría invitarles a un debate abierto sobre nuestras respectivas ideas de la ética islámica sobre la guerra y la paz.

Nosotros queremos entender cómo estos entendimientos drásticamente divergentes han evolucionado a partir de dos grupos que supuestamente pertenecen a la misma religión, leen la misma Escritura, y siguen los mismos Profetas (P).

Con estas ideas diametralmente opuestas, está claro que los dos no pueden estar bien. Es el momento para comenzar una conversación para comprender cada punto de vista, y decidir quién puede con más razón reivindicar la posesión de la interpretación auténtica.

Ustedes han sido invitados a esta discusión muchas veces antes. Consideran esta carta simplemente como una entre muchas otras que les desafían a mostrar cómo ustedes formulan su des-ética desde el interior de nuestra tradición.

Aunque no estamos de acuerdo en muchos puntos, nuestras diferencias se hacen mucho más grandes cuando miramos los versos del Sagrado Corán relacionados con el esfuerzo (yihad), la lucha (qital), y la guerra (harb). En una lectura superficial, varios de estos versos parecen transmitir mensajes discrepantes. Versos que hablan de la paz, la paciencia, la tolerancia, la santidad de la vida y la libertad de religión se yuxtaponen contra los versos que hablan de la agresión militar.

Ambos de nosotros estamos de acuerdo en que las contraindicaciones aparentes pueden ser conciliadas una vez que se les aplique una interpretación exegética más profunda. La forma en que cada uno siga esta reconciliación parece ser el punto de partida de las grandes diferencias en la totalidad de los puntos de vista éticos y jurisprudenciales que desarrollamos.

Para entender estas diferencias resultantes, es necesario reunir primero los versos relativos a la yihad, qital y harb, y aplicarles una exégesis temática. De este modo, los juristas y estudiosos islámicos han discernido que varias fases progresivas de mandatos coránicos con respecto al uso de la fuerza militar son evidentes.

I. Soportar pacientemente

La primera fase se caracteriza por la no violencia y la no confrontación. Durante el período de la Meca, el Profeta Muhammad (Bpd) y sus seguidores fueron prohibidos por el Corán a responder con fuerza a la persecusión a la que se enfrentaron bajo sus oponentes quraishíes. Se les instruyó para repeler la agresión con el perdón y continuar predicando su mensaje con indulgencia:

«Y ten paciencia con lo que ellos digan, y apártate de ellos de una buena manera». (Sagrado Corán; 73-10)

«No son iguales las buenas acciones que  las  malas.  Rechaza  el  mal  con  lo  que es mejor y aquel con el que estabas enemistado   se   comportará   como   si  fuera  un  amigo  íntimo». (Sagrado Corán; 41-34)

«¡Sé  indulgente,  ordena  el  bien  y   apártate   de   los   ignorantes!» (Sagrado Corán; 7-199)

«Invita  al  camino  de  tu  Señor  con sabiduría  y  buenas  palabras  y  discute con ellos de la mejor manera». (Sagrado Corán; 16-125)

Tal discurso no-violento fue descrito en sí mismo como uno yihadista: «No obedezcas, pues, a los incrédulos y libra contra ellos una gran guerra». (Sagrado Corán; 25-52)

Cuando la opresión se hizo insoportable, la respuesta  permitida fue la emigración, nuevamente descrita como yihad: «Luego,  tu  Señor,  con  quienes  emigraron  después  de  haber  sido  perseguidos  y  combatieron y fueron pacientes, después de todo ello, será Perdonador, Misericordiosísimo» (Sagrado Corán; 16-110)

Cabe destacar, que la palabra yihad fue incluso utilizada para  el esfuerzo por los incrédulos: «Pero si ellos se esfuerzan para que asocies  en  tu adoración  a  Mí  algo  de  lo  que tú no tienes conocimiento, entonces no les obedezcas» (Sagrado Corán; 29-8) y «Y si se esfuerzan para que tú adores  junto  a  Mí  algo  de  lo  que  tú  no  tienes  conocimiento,  no  les  obedezcas. Trátales  en  este  mundo  con  bondad, pero  sigue  el  camino  de  quien  se  vuelve a Mí contrito. Luego, regresaréis a Mí y Yo os informaré de lo que hacíais». (Sagrado Corán; 31-15)

Los versos de no confrontación  de la Meca son significativos por lo que no lo permiten. Ellos no aprueban la táctica de la guerra asimétrica, tales como ataques sigilosos, envenenamientos, o la orientación de las personas vulnerables.

Ustedes y su tipo creen que los versos de la Meca no eran más que una capitulación a la conveniencia política. Al estar en la posición más débil, los primeros musulmanes no podrían haber provocado una respuesta militar a sus oponentes sin ser derrotados. Sin embargo, incluso si esta perspectiva fuera correcta, la respuesta correcta sería la de aplicar el enfoque de la Meca de la tolerancia del paciente en lugar del terrorismo.

[...CONTINÚA...in sha' Allah]


Por Jalil SAHURIE


source : abna24
157
0
0% (نفر 0)
 
نظر شما در مورد این مطلب ؟
 
امتیاز شما به این مطلب ؟
اشتراک گذاری در شبکه های اجتماعی:

latest article

Tecnologías Rusas para Mejorar la Calidad de Vida de los Latinoamericanos
Parlamentarios Chilenos Preparan Campaña Internacional para Exigir al Reino Unido Disculparse por ...
Una Carta Abierta a los Musulmanes Extremistas, de Otros Musulmanes del Mundo
La Brillante Jóven Científica de 13 años que Descubrió cómo Generar Energía Renovable por ...
Partido Al-Wefaq pide boicotear la segunda ronda de elecciones en Bahréin
Sheij Feisal Morhell: “Si todos conocieran la palabra del Islam, la seguirían”
Mahmud Abbas: El "Acuerdo del Siglo" se terminó, es nulo y sin efecto para causa ...
La Vida de «Sheij Zakzaky» Corre Peligro Debido su Crítico Estado de Salud y Falta de Atención ...
El Santuario del Príncipe de los Creyentes (P) Durante el ‘Eid al-Gadir”
El lado espiritual del ser humano

 
user comment