Español
Saturday 29th of April 2017
code: 80849
Ben Yeddou: ‘los Medios del Eje de la Resistencia se han Convertido en un Punto Clave para la Opinión Pública Árabe’

- El presidente del consejo de dirección de Al Mayadeen, Ghassan Ben Yeddou, hizo énfasis en el papel central de los medios de información del eje de la resistencia en la guerra cultural, religiosa, estratégica y política; mientras algunos medios árabes han sido socios de los medios israelíes en el proceso de desviación de la brújula y la marginación de Palestina; durante su discurso en la Sexta Conferencia Internacional de apoyo a la Intifada Palestina en Teherán.

Los medios del eje de la resistencia han logrado - a pesar de sus posibilidades limitadas -, convertirse en un punto clave o piedra angular para la opinión pública árabe, añadió. Ben Yeddou, comenzó su discurso asegurando que no le apena dirigir un agradecimiento y un saludo a este querido país por acoger dicha conferencia.

Quisiera decirles con toda franqueza que esta conferencia ha molestado a muchos en la región ya sean árabes, israelíes, algunos europeos y norteamericanos, manifestó. Los israelíes intentaron, los tres pasados días, dirigir mensajes de agresión, ataque y sobrevuelo del espacio libanés y sirio con el fin de hacer llegar su mensaje a esta conferencia.

Ocurre simplemente que no están habituados a que un estado, una parte oficial, pueda en estos tiempos difíciles convocar una conferencia para apoyar la Intifada, la Resistencia Palestina, a Palestina toda.

Es por eso que este país merece ser agradecido especialmente cuando en toda nuestra historia contemporánea no hubo una etapa parecida a la actual en cuanto a complejidad, derramamiento de sangre, divisiones, desviación de la brújula, dispersión de las prioridades y ambigüedad y confusión en las alternativas estratégicas, subrayó Ben Yeddou. Es una situación compleja, porque al hombre lo vemos combatiendo contra su hermano y lo mata en medio de guerras absurdas. Es una etapa sangrienta en la cual la religión (para algunos) se ha convertido en un slogan para degollar y condenar a las personas por apostasía arbitraria (takfirismo). El discurso político, informativo y religioso lleva hacia más divisiones en las sociedades. En nombre de la revolución y de todos los lemas nobles se han dividido nuestros países, se han desintegrado nuestras sociedades. La brújula se ha desviado creando mucha confusión. Palestina se ha convertido en un tema marginado y Al Quds-Jerusalén en detalle secundario.

Esta es la verdad, queriendo algunos de nosotros o sin querer: El resultado es el mismo. Algunos de los grandes conocedores de la religión; políticos y opositores reclaman el apoyo de Estados Unidos y de la OTAN para atacar a ese país árabe o a otro bajo el lema de derrocar tal gobernante u otro sin ninguna vergüenza ni titubeo, es más, con toda desfachatez no han pedido ese apoyo por Palestina y para su liberación. Porque la OTAN es la que protege y defiende el Sionismo y su ente. Esta realidad es amarga y documentada. ¿Acaso no es una desviación peligrosa de la brújula, ideológica, religiosa, cultural, estratégica e histórica?
Esta grave desviación de las prioridades producto de una ceguera de conciencia, confundiblemente absurda que provocó la divulgación de un discurso confesional sectario sin antecedentes en este tiempo contemporáneo. La víctima una vez más: es Palestina. Incluso los términos utilizados son confesionales y sectarios, las armas y la tierra también las pintaron de confesionales.

¡Imagínense que han llegado algunos a referirse a tal tierra sunnita y tal piedra chiita! ¡Eso sí es el colmo de la ridiculez y la decadencia!

Había comenzado diciendo que estamos en la etapa más compleja y dolorosa pero al mismo tiempo podría ser el inicio de una nueva era en la que necesitamos una revolución ideológica y cultural verdadera que define las prioridades y elimine la desviación sin cuidado. Ayer pronunció Ayatolá Sayyed Ali Jamenéi, Líder Supremo de la Revolución Islámica en Irán, un discurso que incluyó una renovación esencial de dos puntos principales que podrán constituir una plataforma: el primero es apoyar todo aquel que resiste en la práctica sin mirar su base ideológica, y esto en sí constituye un gran desarrollo estratégico, ideológico y cultural.

Y el segundo punto es que todo aquel que abandone la bandera de la resistencia vendrá otro a llevarla adelante sin lugar a dudas. Esto significa que ni la medida religiosa, ni islámica, ni confesional será la que rige en el trato con las corrientes, organizaciones e incluso las resistencias. O sea no porque este levanta un slogan islámico lo apoyamos y al otro que no es islámico lo marginamos. En todo eso hay un papel central de los medios de comunicación.Antes decíamos que la información era el cuarto poder, a lo largo de los cinco años pasados, quizás ya podemos decir hoy que es partícipe en todos los poderes y por tanto es el primer, segundo, tercero y hasta el número millón de poderes. Lamento decir que la desviación que ha golpeado a algunas ideológicas, política y estratégicamente nos ha tocado en el campo de la información esencialmente. Lo digo sin hesitar: algunos de nuestros medios árabes fueron socios objetivos e incluso orgánicos de los medios israelíes en desviar la brújula, marginar a Palestina y comercializar su causa. Pero quiero llevarles la noticia también con toda modestia y sin preocupación alguna, nosotros cinco o seis años atrás éramos la minoría de las minorías y más cuando hablábamos de Palestina y de Al Quds.

Incluso cuando hablábamos de Palestina y Jerusalén, nos decían que estábamos cantando fuera de tono, y tal vez estoy revelando algo que puede ser doloroso e hiriente para algunos de nuestros hermanos palestinos.

Hermanos… a los largo de los últimos años cuando hablábamos de Palestina, por favor que no se molesten de esta realidad, el porcentaje menor de seguimiento era el tema palestino, la tasa más baja de seguimiento y menos Show fue el archivo palestina. Fue cuando el tema palestino cobró más fuerza; y podemos decir que nosotros los medios de comunicaciones -que éramos minoría-, cuatro o cinco años antes, puedo decirles con toda modestia, pero también con toda confianza, que hemos cambiado la realidad de haber sido la minoría de las minorías, porque aún continúa el discurso confesional y sectario de exclusión y negación hasta el límite máximo. Hasta el toque. Y siguen mintiendo. Dividiendo y comercializando con la religión. Por eso les digo con toda modestia, pero con toda franqueza que los medios de comunicaciones del eje de la resistencia a pesar de las posibilidades y los recursos limitados, en su nivel mínimo, frente a imperios de dinero, esos imperios dedicados a dividir y partir nuestras naciones.

Nuestros medios de comunicaciones del eje de la resistencia se han convertido en un punto clave o quizás sea el número más difícil, o el hueso más difícil del roer para la opinión pública árabe, ya que se han cambiado muchos datos y circunstancias de manera inmensa. Por eso quisiera exhortar a esta honorable conferencia, que no se olvide en sus declaraciones finales del sector de la información, que no omita que los medios de comunicaciones tienen un papel principal. Yo no digo que Irán o el eje de la resistencia deben apoyar los medios, sino digo que los medios deben tener una palabra principal o una palabra de peso, deben ser socio en esa guerra cultural religiosa, estratégica y política, por la tolerancia y la abertura, y por la victoria de este eje, por la unificación o la unidad de nuestras naciones, en el fin de cuenta. Llamo a esta honorable conferencia a declarar su apoyo a los medios de la resistencia y a los medios aliados a la resistencia, a posibilitarlos de conseguir firmas y a expandirse y ampliar su influencia.

Las informaciones son parte orgánica de la resistencia y la liberación, es una parte inseparable de cualquier batalla, y es más, hasta es parte de la seguridad nacional de nuestros países. Y si no tratamos al sector de información con esta mentalidad, Estos medios de resistencia o los medios aliados que apoyan a la resistencias seguirán siendo incapaces, inclusive impotentes frente a los imperios de la intriga y de la desviación, y el dinero ilimitado mal intencionado.Llamo a esta honorable conferencia a estimular y promover la apertura de los medios, a actuar con la apertura política y comunicarse de manera práctica y efectiva con los movimientos de liberación en el mundo y con los grupos progresistas en el occidente europeo y americano, y esencialmente el mundo del sur, tanto en África como en América Latina y Asia.

Hace como 25 años, un cuarto de siglo, estábamos aquí en Irán participando en una conferencia parecida a esa, aquella conferencia se celebró en víspera de la conferencia de Madrid. Esta conferencia de Teherán agrupó en aquel entonces a todos los que eran referencias y luchadores y activistas dentro de la alternativa del apoyo a la intifada y a confrontación a los proyectos contrarios que buscaban un arreglo.

La conferencia de 1991 constituyó una pauta y un viraje práctico y creó una alianza Palestina, lo que hizo que la alternativa de la resistencia y la lucha adquiriera un doble impulso. Hoy parece que la historia quiere repetirse una vez más, en Madrid se dividió la nación árabe sobre la base del crimen de la ocupación a Kuwait, y de la guerra de la tempestad del desierto, e incluso se ha debilitado con la caída de la Unión Soviética y el desequilibrio de la correlación de fuerzas al nivel internacional. Teherán hace un cuarto de siglo vino a socorrer a algunos de nosotros y quizás a la mayoría de nosotros de la desmoralización, y ese socorro fue, en aquel entonces, sobre la base de considerar a Palestina como nuestra causa central.

Hoy y con ese caos al nivel árabe y regional con esa desviación grave, y los intentos viles y sometidos de normalización, y con el anuncio vergonzoso de un plan práctico que estipula de una alianza árabe –israelí- norteamericana y que algunos árabes han involucrado en el proyecto Israelí y de la OTAN, el proyecto destructor israelí y de la OTAN bajo un falso lema, que es enfrentar a Irán y sus aliados en la región que son los que siguen la alternativa de la resistencia global, la resistencia armada, cultural, civil, ideológica y mediática.

Nosotros los participantes en la Conferencia de Teherán, hoy esta conferencia prometedora, estamos llamados a anunciar francamente el rechazo a toda alternativa, o proyecto o alianza que lleve a aniquilar la causa palestina, o a ceder el derecho de la liberación de la tierra y la recuperación de al-Quds bajo cualquier lema o pretexto.

El sector de la información también está llamado a brindar un esfuerzo adicional cualitativo y a tener un discurso unitario no confesional y no sectario, ni racista ni divisionista.

Se precisa que los medios de comunicación trabajen para unir a los palestinos y a Palestina y no a dividirla, ni dividir y dispersar su pueblo, ni sus corrientes políticas.

user comment
 

latest article

  Campaña de Musulmanes Estadounidenses Intenta Hacer un Frente Común Mundial Contra el Racismo
  Realizan un Seminario Sobre la Nueva Civilización Islámica y los Derechos de la Mujer en Paquistán”
  El Consejo de Ulemas Shiítas de Turquía condenó la prohibición del Hiyab en Azerbaiyán
  El Efecto de las Oraciones Diarias sobre el Sustento Diario
  La Oración de la Noche, un Garante del Sustento Diario
  Demencia Digital: Cuando la Tecnología pasa de Aliada a Enemiga
  Ser Musulmana No está en Contradicción con Nuestra Identidad Latina”
  Grupos de DD.HH. Instan a la Fórmula Uno a Cancelar la Carrera de este Año en Bahréin”
  Las Autoridades Comunistas Chinas han Prohibido el Uso del Hiyab en Lugares Públicos”
  La Asamblea Mundial de Ahlul Bait (P) Apoyará la 2ª Conferencia Internacional sobre Estilo de Vida del ...